Interesante

” El mejor lugar para criar a un niño es, sin duda alguna, el hogar arquetípico, pero hoy no siempre es posible, ya que las condiciones sociales y económicas no lo permiten.

Mientras quimages (4)e las circunstancias sociales pueden haber cambiado, las necesidades de los niños pequeños siguen siendo siempre las mismas. Al contemplar el entorno en el que cuidamos al niño – el lugar en el que vivimos y trabajamos- como un organismo vivo, “preparamos”el camino del niño que viene hacia nosotros.

En el concepto de “hogar” en sentido arquetípico, la estética, el orden, el ritmo, el calor de las relaciones y la cultura transforman el espacio en un organismo vivo que envuelve al niño (y al adulto) en un manto sanador. Esto es lo que yo describo como salutogenesis en el entorno de atención infantil contemporáneo.”

Bernadette M. Raichle Educadora infantil    Rudolf Steiner Kindergarten Training, Gloucester